jueves, 5 de julio de 2007

Microsoft aumenta la garantía de las Xbox 360

Microsoft ha anunciado hoy que aumenta la garantía de sus Xbox 360 a tres años para todo consumidor que sufra el fatídico fallo de las tres luces rojas. Todas las reparaciones se realizarán libres de cualquier tipo de cargo durante los tres años siguientes a la compra, incluidos los gastos de transporte. Además, a cualquiera que previamente haya pagado por la reparación de su consola debido al citado problema de las luces rojas se le reembolsará el dinero. El resto de garantías de la consola se mantienen como estaban.

La garantía cubre a todas las consolas Xbox 360, bien sean sean Elite, Core o las normales con disco duro del pack Premium. Además, esta nueva medida provoca que las máquinas compradas en el lanzamiento de la consola pasan a estar en garantía hasta diciembre de 2008, terminándose la "garantía permanente" que Microsoft les otorgó hace unos meses.

Esta aumento de la garantía y su retroactividad no le saldrá barato a la compañía. De hecho, Microsoft ya ha anunciado que reservará entre 1.050 y 1150 millones de dólares de los ingresos previos de impuestos que se han producido en el segundo trimestre de 2007 que acaba de finalizar en previsión de los costes que sufrirá con esta medida.

Peter Moore, vicepresidente de Microsoft Corporate, ha afirmado a la web estadounidense IGN que "Han decidido hacer algo tan drástico pensando en sus usuarios. Hacer lo que creemos que es lo correcto para nuestros clientes es importante para nosotros. Si has incurrido en gastos para solucionar los problemas de tu Xbox 360, te vamos a reembolsar". Además, acerca de los usuarios que dudan si hacerse con una Xbox 360 por miedo a las tres luces rojas, Moore ha afirmado que no hay razón para preocuparse. "Los consumidores no deben sentir miedo de ir a un tienda y comprarse una Xbox 360 hoy en dia. Si por cualquier cosa algo va mal, nosotros nos ocuparemos de ello inmediatamente".

Por otra parte, Robbie Bach, presidente de la división de sistemas y entretenimiento de Microsoft ha afirmado: "La mayoría de los poseedores de una Xbox 360 están teniendo una gran experiencia con su consola. Pero este problema ha causado frustración en algunos de nuestros consumidores, y sinceramente nos disculpamos por ello. Valoramos tremendamente a nuestra comunidad y vemos este paso como una inversión en nuestros clientes".

Esta parece ser la respuesta de Microsoft a lo que la compañía ve como un "inaceptable número de Xbox 360 reparadas". La empresa norteamericana afirma que ha identificado ciertos factores que causan el error de las tres luces rojas y que ha realizado mejoras en la consola. Veremos si este paso convence a los usuarios y termina solucionando el temido problema.